¡DEMOS GRACIAS!

Dar gracias es algo que siempre se nos inculca cuando somos niños y cuando vamos a la iglesia es lo mismo, ¿ Pero realmente somos conscientes de dar gracias por todo?, cuando me refiero a todo es por un nuevo amanecer, por un nuevo trabajo, una nueva pareja o por nuestra pareja actual, pero que pasa si nos enfermamos o si estamos pasando por un mal momento en nuestras vidas, quizás cuando estamos pasando por un mal momento lo más fácil va a ser renegar de la vida o del universo o de Dios depende  en lo que creamos, pero si conseguimos cosas materiales nos sentimos satisfechos y será el momento para agradecer.

Yo no he realizado estudios ni soy un experto en el tema pero dado a mi situación he aprendido tanto, me ha brindado la oportunidad de ver como un simple gracias me ha cambiado la vida, me ha quitado el estrés, me ha quitado parte de mi ansiedad y la depresión.

Me ha permitido el dar gracias por haber nacido, jamás se lo he dicho a mis padres, pero ellos tomaron la decisión de dejarme llegar a este mundo a cumplir una misión, Gracias por el coraje y la valentía que tuvieron ellos para afrontar la paternidad, doy gracias por el haber crecido en el calor de hogar y ahora yo tengo el calor de mi propio hogar al lado de mi esposa, hijo y Kolly nuestra mascota.

Doy gracias también por las noches estrelladas, por la luz de la luna y el calor del sol, por la naturaleza y por el aire que respiro, estas cosas por momentos no las valoramos pero sin ellas no podremos vivir y todas estas maravillas son nuestras.

Puedo dar gracias porque desde el día que nací en cada etapa de mi vida he estado rodeado de excelentes personas  que considero amigos y otros amigos que considero hermanos que a la fecha siguen ahí para mi, cuento con dejar amigos en donde he trabajado y los que me conocen saben que no soy de hacer muchos amigos, también cuento con compañeros de trabajo, pero todo esto me ha llevado a dar gracias  por cada sonrisa y carcajada en cada etapa. Gracias porque otros me han hecho reír cuando lo necesitaba, porque al día de hoy tengo tantos recuerdos felices de compartir  con mis mejores amigos o hermanos con los que crecí en el barrio, esos amigos del colegio, la Universidad, de lugares que he trabajado pero en especial puedo hablar del Gimnasio Vermont en Bogotá y en Univirtual aunque ya muchos no están allí.

Pero también doy gracias por las dificultades porque sin todos las dificultades y las lágrimas que he derramado, tal vez no vería el mundo de este modo y estaría sumergido en el falso mundo que nos vende una sociedad, sin las heridas y cicatrices que tengo, no sería la persona que hoy soy, que comprendió que el éxito es subjetivo, que mi vida es maravillosa, que mi salud está por encima de todo, que cuento con una familia que me cuida y da todo por mi bienestar, por esos amigos que se preocupan.

Imagen de Arek Socha en Pixabay 

Hoy solo te quiero invitar a agradecer por todo lo que nos pasa en la vida sea bueno o malo, si eres de las personas que me conoces te puedo asegurar que mi esencia no ha cambiado no ha cambiado nada  lo que pienso sobre  la religión, la política, el fútbol, la música solo he aprendido a valorar más la vida  agradeciendo más y viendo las dificultades como oportunidades y me he replanteado.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *