¿EL VASO MEDIO LLENO O MEDIO VACíO?

Son muchos los errores de concepto que tenemos en el transcurso de nuestras  vidas, ya sea por nuestras vivencias, la formación académica con la que somos educados o la que es inculcada en nuestros hogares y con toda esta formación asumimos posiciones existenciales de teorías empíricas que son pasadas de  padres a hijos o por  generaciones; por ejemplo desde que era niño siempre escuchado “La situación esta difícil, ahi que cuidar el trabajo, Se debe estudiar para tener un empleo” y esto nos lleva a ser personas resistentes a cambios  en nuestros paradigmas que creamos durante el transcurso de nuestras vidas.

Al hablar de errores de percepción me refiero al hecho que aún viendo el vaso medio lleno o medio vacío se puede cometer el error de generar angustias y ansiedades , todo esto nos conduce a estados anímicos y emocionales que nos hacen daño. En mi caso particular yo consideraba mi mundo y mi vida de manera binaria es decir la veía en dos estados cero o uno, día o noche, bien o mal, etc..

Los pensamientos negativos que nos llegan pueden deberse a las largas jornadas laborales, a ese tiempo interminable en los trayectos diarios, problemas en nuestra casa o las preocupaciones personales. Nosotros tenemos la posibilidad de que ese pensamiento negativo sea únicamente pasajero y se convierta en algo anecdótico y lo desechemos así de nuestras vidas.

Algo que me ocurría era que cuando salía de mi trabajo de regreso a casa por lo general me enfrentaba a tráfico y en esto si soy muy claro no se puede comparar el tráfico de Pereira al de una ciudad grande, pero con todo y eso me generaba estrés, malestar y el camino a casa era un desastre para mi. Cuando estas situaciones me pasaban siempre estaba el vaso medio vacío, pero si pasaba algo bueno, el vaso estaba medio lleno por lo tanto mi vida era binaria.

Durante este tiempo mantenía un estado emocional sin mayores cambios y un bajo nivel de energía y me concentraba más en lo que se perdió, en el trancón, en el problema y de alguna manera creo que es la tendencia que más se acentúa en la sociedad actual, nunca es suficiente. Por lo tanto que si veo el vaso medio vacío, esto significa que deseo más de la vida, pero si vaso lo veo medio lleno entonces ahora me debo concentrar en lo que falta por llenar, con esto sea cual sea la percepción que tengamos estaremos totalmente inclinados al fracaso.

En algún momento en una sesión coaching la persona con la que estaba me cuestionaba el porque no sonreía y me veía tan serio, mi respuesta era: es que soy serio y no le daba mayor importancia al tema, pero yo sabía que algo estaba mal no era la primer persona que se llevaba esta percepción de mi, quizás otras personas no me lo decían por temor a mi reacción y yo vivía con esto y lo deja pasar, ¿Cómo es posible?.

Y tuvo que llegar mi proceso médico para darme una bofetada en mi cara y mostrarme que el vaso jamas a estado a medias, siempre a estado lleno porque soy afortunado tengo un excelente matrimonio a pesar de las dificultades que hemos pasado siempre salimos adelante, soy padre, tengo a mis padres con vida y cuando quiero pueda ir a verlos, tengo a mi hermano que a pesar de nuestras diferencias siempre a estado ahi para mi y mi familia, cuento con una familia adoptiva con la que disfruto compartir.

Por eso ahora antes de ver el lado negativo de la situación le sacó el mayor provecho por ejemplo: el estar enfermo no es un problema al contrario es una puerta para reencontarme y dedicarme más tiempo, me dio la oportunidad de hacer un alto para reorganizar mis prioridades, para disfrutar más a mi familia, he podido crear nuevas cosas como ya lo he compartido en otro post, pero ante todo de cuidarme. Si llego a un trancón en vez de empezar a pitar desesperadamente y enojarme ahora optó por  subirle el volumen al radio y disfrutar de alguna de las listas de reproducción que tengo en spotify o un podcast o simplemente miro por la ventana y disfrutó de los detalles.  Todos sabemos que por la pandemia la economía está un poco complicada y algunas personas deben estar pasando momentos difíciles pero estoy convencido que detrás de cada situación difícil está escondida una oportunidad para dar un nuevo norte a nuestra vida. 

El vaso siempre va estar lleno porque la vida nos brinda cada día nuevos retos algunos pequeños otros más grandes pero jamás inalcanzables,  nuevas oportunidades para crecer, para aprender, para amar, para luchar y ante todo para SONREIR. 

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *